Buscar una receta

domingo, 20 de octubre de 2013

Higos secos

Recetas con frutas .Recetas sanas. Recetas saludables.
Hay que empezar a prepararse pata Navidad.
Aquí os dejo unos consejos para hacer Higos Secos para Navidad

Higos Secos

Higos Secos

Preparación
Elegimos buenos frutos, que no esten rotos y que estén bien maduros.
Los lavamos y los secamos.
colocamos los higos sobre una malla o rejilla, en un lugar seco, calido (al sol), y cubierto o protegidos con algún tipo de tapa o rejilla, para protegerlos de bichos e insectos.
Los dejamos secar durante 8 ó 10 días, vigilando que ninguno de nuestros higos coja moho o se estropee.
En algunos pueblos, hacen como una especie de collares de higos, 
como en la foto
collares de higos secos

pasando una aguja gorda y un hilo de esos que utilizamos para atar carnes, y los cosen por debajo de los rabitos para que no se rompan, y los cuelgan al sol en lugares bien ventilados.
Algunas personas los enharinan ligeramente para que queden mas blancos.
Una vez que el proceso a terminado, se colocan sobre bandejas de mimbre o saquitos de tela y se guardan.
Si tenemos que almacenar varias capas de higos es conveniente separarlas mediante un papel encerado.

Los distintos tipos de desecación son: 


Desecación natural al sol. Las frutas se dejan secar al aire libre, por lo que este proceso sólo se puede llevar a cabo en las regiones muy favorecidas por el clima. Este procedimiento da excelentes resultados y conserva todo el sabor y las cualidades de la fruta.

Desecación por calor artificial. Tanto el horno como el microondas garantizan buenos resultados, porque permite regular la evaporación de manera progresiva. Se comienza a una temperatura baja, de 45 a 50 grados, que se va elevando progresivamente hasta 65 ó 70, según la clase de fruta tratada. Con el secado artificial la operación se termina en 8 ó 10 horas; en el microondas, según la fruta, de 30 minutos a 1 hora, mientras que al aire libre hay que contar con 6 u 8 días o más.

Para lograr una perfecta conservación y evitar que se desequen en exceso, hay que guardar las frutas desecadas en frascos de cristal bien cerrados y en un lugar fresco, seco y protegido de la luz y de los insectos. Así se mantienen durante meses. No deben conservarse en bolsas de plástico, ya que acabarían enmoheciéndose.