Buscar una receta

lunes, 11 de noviembre de 2013

La receta del cabello de ángel

Recetas con frutas. Recetas sanas. Recetas saludables.

Hoy os traigo una receta con la fruta de la calabaza, ya que estamos en plena época de recogida de esta fruta.
Se trata de la receta de cabello de Angel.
Se utiliza normalmente para rellenar dulces, en postres o como relleno de tartas.
La calabaza tiene mucha vitamina A, que le atribuyen efectos beneficiosos sobre la visión. 
También contiene vitamina C y del grupo B, aunque en menor cantidad. 
Nos provee minerales tales como potasio, hierro, cobalto, boro, zinc y calcio. 
El 90% de su contenido es agua, por lo que es muy diurética, pero también es depurativa y digestiva. 
Contiene mucílagos, pocas calorías y casi nada de grasa, lo que la hacen adecuada en dietas de adelgazamiento. 
Sus semillas son utilizadas para inflamación de la próstata.

Receta del cabello de ángel

Receta del cabello de angel

Se prepara con una variedad de calabaza de invierno llamada confitera, y tiene que estar en su punto óptimo de maduración.

Ingredientes

1 calabaza confitera 
corteza de 1 limón 
Azúcar (y una rama de canela si quieres)

Preparación

Pelamos y troceamos la calabaza eliminando las pepitas.

En una olla grande, colocamos los trozos de la calabaza con abundante agua, lo cocemos hasta que vemos que la calabaza ya está tierna.
Lo retiramos del fuego y lo dejamos que se enfríe.
Una vez frío, con paciencia, vamos cogiendo cada trozo de calabaza y lo vamos exprimiendo con las manos, así iremos notando que se van desprendiendo las hebras de calabaza. 
Una vez realizado este paso, volvemos a colocar los trozos en la olla con agua fría y volvemos a acalentar hasta que entre en ebullición. Retiramos y volvemos a dejar enfriar.
Escurrimos la calabaza con un colador y pesamos la cantidad de calabaza que tenemos.
En una olla añadimos la misma cantidad de azúcar que el peso de la calabaza, añadimos un vaso de agua, la corteza del limón y la canela si te gusta.
Dejamos que cueza hasta que se forme un almibar y añadimos la pulpa de la calabaza, y dejamos cocer hasta que veamos los cabellos de la calabaza estén bien tiernos y el almibar se halla espesado bastante.
Retiramos del fuego y dejamos enfriar.
Una vez frío ya podemos comenzar a rellenar las recetas que más te gusten.