Buscar una receta

lunes, 5 de mayo de 2014

Coulant de chocolate con moras

Recetas con frutas. Recetas para cuidarte. Mis recetas favoritas.
Hoy es lunes y no estoy nada contenta.
Me espera una semana laaarga


Después de tanta fiesta, no tengo ganas de volver a la rutina.
Estoy triste. No me gusta.
Tengo que hacer algo que me a anime.
Paso de mis malditos kilos de más.
Me voy a hacer ..

Coulant de chocolate con moras

Esto levanta la moral a un muerto.
También lo llaman Volcán de chocolate.
El chocolate siempre me quita las penas, 
s-i-e-m-p-r-e.
Pués sí, ME- ENCANTA.
recurro a él en mis momentos de .... lunes.



El coulant de chocolate es un bizcocho caliente con el interior relleno de chocolate líquido, de manera que cuando lo partimos este volcán de chocolate se derrama sobre el plato y la cuchara.

Una auténtica delicia de origen en Francés.

Coulant de chocolate con moras


Como ingredientes necesitas:


6 huevos
130 g de azúcar
250 g de mantequilla
500 g de chocolate negro
600 cc. de crema de leche o nata líquida
40 cc. de leche
80 g de harina 0000
Mantequilla para untar
Harina para espolvorear
1 tarrina de moras
1 bote de mermelada de moras

Y se prepara de la siguiente manera:


En un bol, bato los huevos con el azúcar, muy bien.

Luego derrito la mantequilla con el chocolate, en el microhondas, vigilando de 1/2 en 1/2 minuto para remover la mezcla y que se vaya mezclando y derritiendo todo bien.

No conviene que el chocolate se derrita muy rápido, porque nos quedaría un poco amargo, tiene que derretir lentamente.

Luego mezclo el chocolate derretidos por un lado, los huevos batidos por otro lado, y añado la nata líquida, la leche y la harina.
Lo mezclo muy bien con batidora.

Después preparo unos moldes que tengo individuales y divinos de la muerte, untados con mantequilla y espolvoreados con harina. 

Los dejo en el frigorífico durante dos horas y en el momento mas triste y alicaido del lunes, los meto en el horno a 230ºC  durante unos 7 a 8 minutos.

Dejo que  repose 5 minutos, los saco del molde y los coloco en un plato, sobre una cama de mermelada de moras, adornada con moras. 

¡Mano de santo!.
Depresión lunera eliminada por completo.